.

.

martes, 13 de marzo de 2007

Mi profe, Jeff Stryker

Hoy ya no consumo pornografía. Pero en una época debo reconocer que ella consistió en un curso básico para mi carrera de identificar con exactitud mi propia sexualidad. Hablando en términos universitarios, fue una asignatura pre-requisito para licenciarme en lo que ahora soy, un hombre gay.

Llegué a tener, igual que una bibliografía básica, mi colección elemental de videos a la que recurría cuando quería presenciar alguna técnica habilidosa, alguna práctica elemental o alguna maña asequible.


La miré de arriba abajo y de abajo a arriba. Por los cuatro costados. Me elevó temperaturas. Me despertó fogosidades. Me incendió mañanas, tardes y noches. Y claro, madrugadas también. Incentivó posturas, experiencias y condiciones.

Y debo remitirme a quien debo identificar como mi maestro enaltecido. El sólo hecho que él apareciera como protagonista del video que estaba a punto de adquirir, hacía que el éxito lectivo estuviese garantizado. Su nombre: Jeff Stryker. El gran maestro.

A pesar de tener una cara de tonto que no era de mi gusto completo, mi mirada se dirigía particularmente a su cuerpo esculpido de adonis, que me ilustraba perfectamente las mil y un delicias a las que podía acceder desde el restringido cuerpecito mío. Este gay porno star se caracterizaba por su portentoso miembro –nada menos que 10 pulgadas- y por las palabras obscenas -excitantes para muchos como yo- que pronunciaba con una voz ronca y quebrada, mientras copulaba como un toro salvaje.

Al tiempo, se creó toda una leyenda sobre su desaparición del negocio. Se hicieron mil conjeturas. Un día me llegó la triste noticia que había muerto y la recibí como la muerte de varios de mis ancianos profesores del colegio y de la universidad: con cierto agradecimiento y pesar, pero después, los medios se encargaron de desmentirla . Parece que fue una estrategia de marketing para lanzar su famoso dildo. Un consolador de latex producido con las dimensiones, pliegues, forma y curvatura exacta de su apetecido y nerviudo instrumento (ver) .
En alguna ocasión, yo mismo lo tuve complacido y tembloroso entre mis manos -al armatoste, claro- cuando entré a curiosear a un sex-shop de la Florida. Si me permiten la comparación, era como tener una réplica del cerebro de Sócrates entre mis dedos. Una pieza de colección para un humilde y estudioso alumno.
.
A raiz del éxito con su réplica vibradora, su merchandising se convirtió en un imperio vastísimo. Licenció calendarios, naipes, afiches, camisetas, tarjetas de saludo, marcas de lubricantes y hasta un muñeco articulado de jebe, para verlo en mil posturas. Algo así como un Ken para gays, con el pene muy bien desarrollado.


Hoy esa “bibliografía prohibida” o ese material subversivo, permanece hongueado y olvidado en algún rincón de mi closet. Pero no puedo negar su considerable sapiencia, su iluminación oportuna y su eficacia multiplicada. Será, junto con mis enciclopedias antiguas y el resto de mi biblioteca, mi más cara herencia para "mis hijos".

Gracias Jeff.

7 comentarios :

GMANfull dijo...

Imposible un mejor maestro, es ecir, un profesional del sexo inigualable

Francisco Joaquín Marro dijo...

Ese Jeff deberia trabajar para pelis snuff (de torturas) , es una suerte que sus partenaires en las pelis no mueran reventados con semejante intrumento

rafa dijo...

(89)(66)(989)
Curiosamente, sin saber cómo, ni dónde...
Jeff Streiker apareció en mi vida,
para asombrarla y desear otro nuevo encuentro con el rey de las oratorias mas calenturientas.
Jeff Streiker no sólo amamantó pensamientos lujuriosos, calenturientos y exhaustos...
Consiguió hacer un alto en su apretada agenda, para visionar desde su olimpo mi miserable existencia.
Desde entonces su nombre quedó perturbadoramente anclado en el resquicio de mi mente.
Es dificíl encontrar vídeos ilustrativos de su procaz arte disuario...
hoy estoy intentando descargar alguna de esas recreaciones amatorias y espero con espectación lo que, sin duda, logrará convertirse en locuaz onanísmo.
Jeff striker merece un alto en el camino para pronunciar su nombre y deleitarse con su acción y dinamísmo.
Rafael de la Rosa.
ven y conóceme:
http://rafaeldelarosa.blogia.com

Anónimo dijo...

Hola soy Jimmy de Lima Peru y me gustaria conseguir peliculas de jeff striker, tenia algunas de él pero cometí el error de prestarlas hace ya tiempo y nunca me las devolvieron, si alguien quiere compartir copias de estos clásicos de video porno gay, escribanme a: jesusgarcia855@hotmail.com

Anónimo dijo...

el mas grande entre los grandes.me gustaria saber donde puedo bajar sus peliculas, solo tengo carcel, y una hetero en donde actuo.

Anónimo dijo...

JEFF STRIKER. FUE Y SEGUIRA SIENDO EL MEJOR MAESTRO EN LA PORNOGRAFIA. YO POSEO UNA COLECCION CON CASI TODAS SUS PELICULAS Y QUE EN VERDAD SON UNA DELICIA PARA VER Y DIFRUTAR Y APRENDER. TANTO LAS POSTURAS Y TODO LO ESCENCIAL. JEFF NUNCA TE OLVIDARE. ME ESNCEÑASTE MUCHO.

Anónimo dijo...

Me gustaría que alguien me contestara: una vez vi un video de Jeff disfrutando de dos dildos, a cual más grande. Estaba rodado ene xteriores. ¿Dónde se puede encontrar? Creo que es el único pasivo que ha hecho

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
VICHOESCRIBE ENTRE LOS MEJORES 20 BLOGS PERUANOS
Cerrar